Publicación: El cerebro de niñ@

Muchas veces, las madres y padres no entendemos por qué nuestros hij@s se comportan de una determinada manera 🤷🏻‍♂️ Nos cuesta comprender que, a ciertas edades, hay cosas que no pueden hacer desde el punto de vista cognitivo. Y otras que solo pueden hacer de una forma que no siempre es la que a nosotr@s nos gustaría.

Conocer un poquito cómo funciona su cerebro 🧠 nos ayuda a entenderlos y a educar mejor. Vamos a ser capaces de interpretar su conducta de forma más certera y nos plantearemos unos propósitos más realistas, para los que se encuentren preparad@s según su fase de desarrollo.


Algunas nociones básicas sobre el cerebro:

1️⃣ El cerebro son conexiones

Educar es crear conexiones útiles en el cerebro. Cada vez que un niño o niña aprende algo, aparecen nuevas conexiones neuronales, de tal manera que su cerebro se va enriqueciendo 🙌🏻 Algo que sigue ocurriendo en la edad adulta. De la misma forma, cuando ponemos un límite, por ejemplo, explicando a nuestr@ peque que no puede pegar a su hermanit@ para conseguir un juguete, estamos evitando que se generen conexiones que no son tan beneficiosas para su desarrollo.

Lo que diferencia a un/a niñ@ inteligente de otr@ que no lo es tanto, no es la cantidad de neuronas que tiene sino el número de conexiones que las entrelazan. Así, la diferencia entre un/a niñ@ que tiene un talento musical del que no lo tiene, no es la cantidad de neuronas en las zonas específicas del cerebro donde se desarrolla ese talento, sino cómo de bien entrelazadas están entre sí 😉.

Cada vez que ayudamos a nuestr@s hij@s a relacionar ideas, a descubrir algo nuevo o fomentamos que les guste la lectura, estamos favoreciendo que se generen conexiones de interés para su educación.

2️⃣ Los tres cerebros

Los seres humanos poseemos tres cerebros que se agrupan en uno solo 😯, cada uno con funciones propias que se conectan entre sí para trabajar en conjunto. El cerebro primitivo o reptiliano 🐊, el más básico e instintivo, es el encargado de regular el sueño, la temperatura, la alimentación, la reproducción y evitar el dolor. El cerebro emocional ❤️, heredado de los mamíferos, tiene que ver con el aprendizaje; si una conducta nos produce emociones agradables, tenderemos a repetirla, mientras que si nos produce dolor recordaremos esa experiencia y evitaremos tener que experimentarla otra vez. El cerebro racional 🤔, más lógico y analítico, nos permite tener conciencia, gestionar las emociones y desarrollar las capacidades cognitivas: memorización, concentración, reflexión, motivación, resolución de problemas, habilidad de escoger el comportamiento adecuado, etc.

💡 En el cerebro de nuestr@s hij@s están estos tres cerebros que les van transmitiendo qué tienen que hacer. Te estarás preguntando, ¿cómo uso esta información en beneficio de la crianza? Por ejemplo, cuando un bebé llora, nos estará diciendo que necesita alguna de las cosas que regula el cerebro primitivo (dormir, ajustar su temperatura, comer o apaciguar el dolor). Cuando el/la niñ@ va desarrollando su cerebro emocional y se muestra desilusionad@, podemos utilizar la empatía para activar las zonas del cerebro que ayudan a regular ese descontrol emocional y a calmarle. De la misma manera, cuando se siente frustrad@ porque tenía una idea o un plan que no consigue realizar, podemos hablar con él/ella y darle razones lógicas que conecten con su cerebro racional.


¿Cómo podemos favorecer un correcto desarrollo del cerebro de nuestr@s hijo@s? 🤗

Los hábitos más importantes para la salud del cerebro se aprenden durante la infancia y vamos a ser nosotr@s quienes se lo transmitamos. La primera clave es el afecto que les va a proporcionar seguridad; teniendo en cuenta que si nos pasamos de frenada y les sobreprotegemos, provocaremos que se conviertan en niñ@s inseguros, con falta de autonomía y que tomen peores decisiones ⚠️.

Otra clave importante para la salud del cerebro es el ejercicio físico 🏃🏾🏃‍♀️,que disminuye el cortisol (hormona del estrés que nos impide pensar) y genera nuevas conexiones neuronales. Así como una buena nutrición (fruta, verdura, legumbres, pescado azul…) que favorece la concentración, la memoria o la agilidad mental 😙.

Enseñar unos hábitos de sueño saludables a nuestr@s pequeñ@s 😴, les ayuda a consolidar el aprendizaje, a afrontar mejor el día y a depurar el cerebro de toxinas procedentes del estrés, contaminación, conservantes y colorantes alimenticios, etc., que se han acumulado durante el día. También es importante limitar el uso de pantallas por la noche 📱⛔.

Por último, es fundamental el control del estrés y de la frustración. Cada vez tenemos niñ@s más estresad@s, con menos tiempo libre y con más exigencias para su corta edad 😩 (deberes, extraescolares…). A la vez que les exigimos mucho, les damos poco tiempo para experimentar una vida tranquila o sobrellevar las frustraciones naturales del día a día. Por ello, también es importante observar este tipo de indicadores del cansancio, y no forzarles a hacer cosas hasta agotar sus energías constantemente.

Mónica Hernández

Técnica de Familia del SAF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.